Experiencias de viajeros


Alex Ferrer desde  Barcelona más info_ http://ritopalmeiras.wordpress.com/

“Cuando pienso en esto se me viene una imagen a la cabeza. Imagino que antes de nacer estamos todos haciendo cola en algún lugar esperando nuestro turno.  Y hay un hombre en la puerta con una lista de todas las mujeres que por orden están a punto de dar a luz.  Y cada uno le otorga un lugar distinto: “Siguiente, Mumbai. Siguiente, Barcelona. Siguiente, Kabarnet…” . Y va y yo he tenido la suerte de tocarme donde me ha tocado. Y pensar que si alguien se hubiera colado, estaría en Kabarnet.  Yo lo veo así, y me parece muy fuerte.

Creo que esta experiencia ha sido de las más importantes de mi vida, sino la más importante. Me ha dado una referencia para poner las cosas en su sitio, para relativizar los problemas. Me ha ayudado a conocerme mejor, a entender un poco más como soy. Me ha ayudado a pensar, a preguntarme nuevas cosas. Seguramente me voy con más preguntas de las que tenia, pero también con mas respuestas. Y desde luego, me ha ayudado a notarme cerca, a humanizarme. Aunque no lleve nada, siento que me vuelvo con la mochila llena.”

“Siento que me han ayudado mucho más ellos, de lo que yo les he podido ayudar. Ha sido un intercambio increíble. No sé como agradecérselo por como se han portado conmigo, por todo lo que me han dado. Gracias. Gracias. Mil gracias.

Aunque ya me he ido, siento que esto acaba de empezar. Que ahora trabajaré con lo que pueda desde aquí. Que todavía está todo por hacer. Este viaje lo voy a llevar muy dentro, voy a viajar con él.  Este final es el principio de una nueva parte de mí.  Contradiciendo a Neruda, me voy aunque este no sea el último amor que ellos me causan, y estos no sean los últimos versos que yo les escribo.”

Carme y Xavi de lavueltaalmundo.net http://lavueltaalmundo.net/blog/246/kabarnet-kenia-ONG-proyecto-solidario.php

“Hemos conocido el orfanato que Bamba Project apoya, y hemos comprobado que esta situación, este momento, encaja perfectamente en nuestras vidas, como si alguien lo hubiera puesto en nuestro camino para que viviéramos una etapa esencial de nuestro aprendizaje.

Porque en este tramo de nuestra existencia, estamos realizando un intenso curso de aprender a entender la vida tal como es, con sus cosas positivas y negativas. En estos últimos tiempos, en que la salud no nos está acompañando, estamos poniendo mucho empeño en procurar apreciar la polaridad de las cosas, entendiendo que la enfermedad y la salud son partes de un todo, de una unidad, al igual que la alegría y la tristeza se complementan, o que la luz y la oscuridad se necesitan para existir, o que lo bueno no tiene sentido sin lo malo.

Y después de tantos meses de aprendizaje, el destino ha puesto en nuestro camino el máximo exponente de esta tesis, el orfanato de Kabarnet.
Porque el orfanato de Kabarnet representa la grandeza de ver cómo convergen en un mismo escenario el drama con la esperanza, la pesadumbre con el entusiasmo, el desaliento con las ganas de vivir.
Quizás por eso, y empapados como estamos los últimos días en esta dualidad donde lo bueno y lo malo conviven, a veces, rodeados de los niños, estamos igual de cerca de romper en un desconsolado llanto que de saltar de alegría.”

Patricia de Barcelona

Cuando pienso en Kabarnet, en el orfanato, en los niños…no puedo contener esa sonrisa recordando todos los momentos vividos.

Sin duda ha sido una experiencia inolvidable que va a marcar un antes y un después en mi vida.

Siempre he querido realizar un voluntariado como este pero nunca me había imaginado que sería así.

No piensas que en tan poco tiempo puedas llegar a querer a unas personas que en un principio son desconocidas para ti.

La palabra que definiría este viaje es aprendizaje. Cuando te involucras en un proyecto así pretendes enseñar y ayudar pero acabas comprendiendo que has aprendido tu más de ellos que ellos de ti. Son altruistas por naturaleza, no están corrompidos, lo poco que tienen no dudan en ofrecértelo. La felicidad que te transmiten es tan grande que solo puedes darles gracias por ser como son.

Personalmente, esta experiencia me ha ayudado a conocerme más a mí misma, a conocer mis limitaciones y sobre todo a darme cuenta de la capacidad de adaptación que puede llegar a tener el ser humano.

Conocer a estos niños y a las personas que forman parte del orfanato ha sido tan increíble que es difícil expresarlo con palabras, ha sido muy intenso…solo puedo decir que no es un adiós es un hasta pronto.

Susana  de León

Kabarnet, (Kenya). Cinco de la mañana del 15 de octubre. Los 37 niños del orfanato de esta localidad aguardan despiertos y agitados a la familia bañezana que pasará una semana con ellos. Así recuerda Susana González la llegada al lugar para el que durante meses estuvo recaudando dinero mediante la iniciativa Fotografía Solidaria. “En seguida nos cogieron las maletas, nos llevaron a las habitaciones, nos daban unos abrazos y unos besos… solo por ese momento ya mereció la pena todo el esfuerzo que había hecho antes”, confiesa esta fotógrafa leonesa.

Esa madrugada comenzó una intensa experiencia que le cuesta resumir. Es consciente de que no habría sido posible sin la colaboración de todos los que pasaron por su estudio Su Fotografía para realizarse la foto solidaria, los que donaron gorros, mochilas, lápices, calcetines… o los que desinteresadamente hicieron una aportación económica. En unos cuatro meses logró reunir más de 6.400 euros, de los que 3.600 se destinarán a la compra de un solar para la construcción de un comedor social a través de Bamba Project y el resto lo invirtieron en comprar artículos necesarios para el orfanato y para el resto de la comunidad, compuesta por unas 30.000 personas.

susana&family

Su primera tarea les puso a las pocas horas de su llegada rumbo a otro pueblo, a 40 kilómetros, donde tenían que recoger a un niño de tres meses para trasladarlo al orfanato. Su madre, con problemas mentales y de alcoholismo, lo había llegado a lanzar contra unas piedras. Aquel pequeño quedó bautizado como Manolo y de alguna manera también la madre de Susana, quien desde aquel día se convirtió para todos los niños en ‘Mamá Manolo’…..

Leer más:

http://www.ileon.com/actualidad/023634/un-revelado-perfecto-para-cientos-de-fotos-solidarias

 

susana22

Cris de Barcelona

Cuando se me brindó la oportunidad de viajar a Kabarnet, tenía miles de pensamientos,  pero ninguno de ellos definía con exactitud mi experiencia vivida.

Mi paso por el orfanato de Kabarnet ha sido sin duda la mejor experiencia de mi vida. El sentimiento de felicidad que tienes estando envuelta de estos niños y la gente que forma parte del orfanato es inexplicable.

321

Crees que vas a enseñarles y a ayudarles, pero sorprendentemente, de regreso vienes con la mochila llena de valores que te han enseñado ellos a ti.

Siempre quise hacer un voluntariado pero nunca pensé que sería así. En tan solo dos semanas a sido tanto lo vivido que no hay palabras para describirlo. Pensaba que ésta experiencia solo la podría vivir una vez, pero ahora sé que este viaje a sido el principio de todo, que todas éstas personas que se han cruzado por mi camino, ya forman parte de mí y de mi corazón.

32

Por eso, quiero dar las gracias a todos por hacer posible vivir una experiencia así, en la que he aprendido a conocerme mejor a mí misma, mis limitaciones y sobre todo a dar importancia a las cosas que realmente la tienen.

Una vez de vuelta, solo pienso en seguir trabajando y poder seguir aportando mi granito de arena para todos éstos niños, que realmente hacen que los quieras a cada uno de ellos. Por eso digo; HASTA PRONTO!!!

Aún no hay comentarios

Deja un comentario