lalunatetumba

___________________________________________

¿ De dónde viene? La idea de sacar un vino inspirado en la luna africana surge en febrero 2010 en mi primer viaje a Kenya. Mientras los niños del orfanato dormían y frente a un valle profundamente negro, una línea horizontal blanca como un rayo y fina como una aguja de límites casi sonrientes presidían aquel completo silencio. Curiosamente en aquel contexto tan aislado, lo único que echaba de menos era una copa de vino tinto. Sí, un vino suficientemente fuerte, seco y amargo para hacerme tragar aquel instante inmenso hasta lo más lejano y ahogarlo en lo más oscuro de mi cuerpo.

LALUNAESTÁTUMBADA-
LALUNADUERMETUMBADA-
LALUNATUMBA-
LALUNAMETUMBA-
LALUNATETUMBA… lalunatetumba.


Al llegar la luna nos vamos a dormir, la luna nos duerme y tumba. lalunatetumba como metáfora del vino también consigue el mismo efecto. Nos relaja al cabo de unas copas y puede incluso tumbarnos después de alguna botella. De ahí el nombre, de ahí el sentido.

Ese conjunto de palabras pegadas tenían una fonética tan africana y un sentido tan europeo que me pareció la mejor opción como título del vino. Digo título porque en un principio mi idea era relacionar arte-vino. El vino como arte en sí mismo y la lunatetumba como obra.

Sin esa copa de vino y gracias a ese deseo insaciado se me activo la creatividad imagino. De ahí surge la idea, sin más. Sacar un vino cuyos beneficios se destinen a proyectos de desarrollo en el orfanato de Kabarnet (Kenya). Recoger un fruto de nuestra Tierra cercana (Mallorca) y devolvérselo transformado en recursos a otra más remota (Kabarnet) y a la que debemos tanto, me parece una de las formas más poéticas de agradecimiento.

___________________________________________

 

Aún no hay comentarios

Deja un comentario